lunes, 21 de enero de 2008

PONERSE EN FORMA: SPINNING

Hoy vamos a hablar de una de las actividades que está haciendo furor en los gimnasios. Si entráis a algún gimnasio y veis a un montón de gente montada en unas bicicletas estáticas, equipados todos con unos maillots, culotes y zapatillas que parece que están corriendo el Tour de Francia y pedaleando y gritando como locos al ritmo que marca la música seguramente os preguntaréis: que están haciendo estos? La respuesta es muy sencilla, están haciendo spinning. El nombrecito se las trae pero esta foto lo explica muy bien. A alguno de estos además de las clases de spinning yo les recomendaría que cambiasen el cocido madrileño por la ensalada de lechuga y tomate....


Como nació el spinning? El spinning es un programa revolucionario de entrenamiento sobre bicicleta estática ideado en California por Johnny G., triatleta sudafricano de clase mundial, competidor en la Race Across America y entrenador personal en Los Ángeles. Este programa de desarrollo personal ha conquistado ya a miles de practicantes en todo el mundo. Aquí tenéis al tal Johnny G. Un tío listo sin duda alguna.



El Spinning no es una disciplina competitiva, está adaptado a cada nivel de preparación física; es un entrenamiento cardiovascular eficaz, una divertida actividad en grupo y de superación personal al mismo tiempo. El Spinning es una actividad física cerrada, dado que los movimientos son limitados y, por tanto, controlados, de esta forma conseguimos minimizar el riesgo de lesión. De todas formas hay que prestar mucha atención a la posición sobre la bicicleta para reducir el riesgo a cero. La primera foto lo explica muy claramente. Si quieres lucir tipo este próximo verano en la playa y librarte de los michelines y la celulitis el spinning te puede ser de gran ayuda. Prepara tu equipo, la botella de agua, la toalla y hala a ser la envidia de tus amigas.



El spinning, como actividad controlada y efectiva que es, proporciona estos beneficios:
• mejora los sistemas cardiovascular y respiratorio
• ayuda al control de la tensión arterial
• mejora la utilización de las reservas energéticas
• colabora en el control del peso corporal (que sudas la tira)
• eliminación de toxinas por la transpiración de la piel
• tonificación del tren inferior (masa muscular, tendinosa y articular)
• preparación física para diferentes modalidades deportivas
• aumenta el nivel de concentración y motivación personal
• reduce y elimina la tensión y el estrés diarios (sobre todo cuando te pones a gritar)



La mejora de la salud y del rendimiento de los practicantes dependerá de la organización de la intensidad en la actividad realizada en la sesiones de Spinning. El nivel de intensidad de las sesiones está marcado por dos variables: el ritmo (la cadencia de pedaleo) y la resistencia (el terreno que simulamos). El ritmo lo marca la música normalmente bastante marchosa. Ésta es un elemento de motivación psicológica y la pauta física de velocidad de pedaleo. Uno de los programas de Spinning mundialmente reconocidos, el programa Schwinn Cycling, propone como adecuadas, por ser controladas, las cadencias de pedaleo que oscilan entre los 60-120 RPM como máximo, dependiendo de los diferentes terrenos que se simulen en la sesión: llanos o subidas. Estas cadencias permiten el control del pedaleo en todo momento. El control de los movimientos aporta seguridad en la actividad y esta seguridad facilita la mejora de la salud individual y la consecución de los objetivos establecidos. Ya véis que estas chicas se lo están pasando bomba sobre su bicicleta.



La resistencia la elige el participante. La clase de spinning es una sesión de entrenamiento en grupo, se intenta llegar a la intensidad que marca el instructor, dependiendo del objetivo que quiera conseguirse, y en la medida de las posibilidades de cada individuo. Lo ideal sería que se entrenase con un pulsómetro, ya que la frecuencia cardiaca es un buen indicador del nivel de esfuerzo y es fácil de medir. El objetivo no es sufrir en la sesión sino disfrutar del entrenamiento. La resistencia y la cadencia simulan un terreno llano o uno inclinado. El spinning contempla diferentes rangos de intensidad, teniendo en cuenta el principio de la variedad de estímulos, y presenta siete tipos de sesiones, dependiendo de los en objetivos fisiológicos y psicológicos marcados en las sesiones. La posición del participante sobre la bicicleta variará en función del terreno y el objetivo que se quiera conseguir: las subidas y los llanos pueden ser sentados o de pie, combinados, y en sprint, siempre dentro de los parámetros del programa de Schwinn, tanto en movimientos como en velocidad. Ya lo sabéis: correr a compraros un maillot, unas zapatillas y un bidón de esos para el líquido y a sudar haciendo como si subís y bajáis los Alpes, los Pirineos y el Everest sin moveros del sitio. Os dejo con un vídeo de una clase de spinning. Saludos amigos



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada