viernes, 6 de junio de 2008

VACACIONES EN CROACIA (1): ZAGREB

Queridos amigos de fashiontotal hoy vamos a hacer un alto en el mundo de la moda y las tías y tíos cañón y vamos a hacer un post de viajes. Casi sin darnos cuenta ya estamos en puertas de las vacaciones de verano. Seguramente muchos de vosotros ya las tendréis planeadas. Para los que todavía estéis dudando permitirme daros un consejo. Si tenéis pensado salir de España y no sabéis donde iros a Croacia. Ya veréis como no os defrauda. Mi opinión puede que no sea del todo imparcial porque yo ya he estado allí en varias ocasiones y es un país que a mí me encanta. Es como España hace unos años. Eso de las guerras y los tiros ya quedó atrás y Croacia es un destino en el que puedes encontrar de todo: Llanuras, lagos y colinas en la zona central y Eslavonia, montañas y densos bosques en los Alpes Dináricos y una costa rocosa bañada por el Adriático en Istria y Dalmacia. Haz clic en el mapa para agrandar la imagen.


Voy a dedicar tres posts a las vacaciones en Croacia. En el primero os hablaré de la capital, Zagreb, en el segundo del parque natural de los lagos de Plitvice y en el último nos iremos a bañarnos a la costa del Adriático. Un consejo: no se os ocurra alquilar un coche para ir por vuestra cuenta. Mejor cogeros un tour en el que os lleven a todos los sitios en bus. El coche os puede dar mayor libertad de movimientos pero también podéis sufrir un infarto ya que como bien dice el cartel de la foto de abajo las carreteras son una castaña y los croatas se creen que son Fernando Alonso.


Algunos datos sobre Croacia. Croacia es un país situado en la parte sur de Centroeuropa concretamente en la zona de los Balcanes. Su forma recuerda a una herradura de caballo y tiene frontera con sus antiguos colegas de la ex-Yugoslavia Serbia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Eslovenia y con Italia y Hungría. Su zona continental está dividida en dos partes separadas por la corta zona costera de Bosnia y Herzegovina en la localidad de Neum. Croacia tiene una extensión de 56,542 km², una población de 4.5 millones de habitantes y una densidad de 81 habitantes por kilómetro cuadrado. La moneda oficial es la kuna que vale algo menos de 15 céntimos de euro (26 o 27 pesetas)aunque en muchos sitios te aceptarán euros. El idioma oficial es el croata y desde que Croacia se independizó de la antigua Yugoslavia el 8 de Octubre de 1991 el país se constituyó en una República parlamentaria.


Vamos con Zagreb. Si llegas por avión (vuelos a Zagreb), que sera lo más normal, el aeropuerto de Pleso está situado a unos 20 kilómetros del centro de Zagreb. No os creáis que Pleso es como el aeropuerto de Barajas. Más bien es un aeropuerto de pueblo y no hay pérdida posible. Si vas en un circuito organizado no tienes que preocuparte de nada. Si vas por tu cuenta puedes tomar un taxi por unos 30€ pero es más barato pillar el autobús que por 5 € te lleva a la estación central de autobuses en Zagreb. Los autobuses salen cada media hora desde el exterior de la terminal del aeropuerto. Eso sí, el inglés es imprescindible porque allí ni Dios habla español. Una vez en la estación de autobuses puedes tomar el tranvía hasta tu alojamiento (Ver hoteles en Zagreb).


Al día siguiente comienza el turismo. Zagreb está dividida en tres partes: la milenaria Gornji grad (parte alta de la ciudad) que incluye el palacio presidencial, la histórica iglesia de San Marco, el parlamento croata y varios museos y galerías de arte. Las calles son de adoquín y las casas, de pocos pisos de altura, son de estilo austríaco de Sissi emperatriz aunque ahora están un poco más guarras. La parte baja de la ciudad llena de tiendas, restaurantes, cafés, teatros y zonas verdes y la parte nueva (construida tras la Segunda Guerra Mundial) plagada de edificios de varias plantas construidos en el típico estilo comunista bastante gris y oscuro y que no merece la pena visitar.


El centro neurálgico de la ciudad es la plaza Bana Jelacica (primera y segunda foto) dedicada a un heroico señor croata que derrotó a los húngaros en la revuelta de 1848. Es el tío que está montado a caballo en la estatua que hay en medio de la plaza. Desde esta bonita plaza podéis ir donde queráis ya que es el centro neurálgico en el que confluyen muchas líneas de tranvía. En Zagreb el tranvía es el medio de transporte más popular. Los billetes no se venden en el tranvía y tendréis que comprarlos en los kioscos en unidades o de diez en diez. Tenéis que pedir una tramvajska karta o en inglés tram card. Suena raro pero es así. En el número 11 de la plaza podéis encontrar la principal oficina de turismo de la ciudad. Saliendo desde la plaza por la derecha y girando por la primera calle a la izquierda nos encontramos con la catedral de San Esteban construida en 1899 (segunda foto). El barroco palacio del arzobispo está pegado a la catedral. Al lado además hay una terraza para tomarse una refrescante cerveza Karlovacko.





Un poco más arriba podéis acercaros al colorido mercado de Dolac, el principal mercado de Zagreb, y una visita muy recomendable (primera foto). Si sigues caminando hacia la parte alta de la ciudad aparte de un montón de terrazas para tomar un café te encontrarás con la puerta de piedra del siglo 13 en la que podrás admirar un cuadro de la Virgen María que escapó indemne del gran incendio de 1731 y ahora es lugar de peregrinaje (segunda foto). Las terrazas son un sitio ideal para pasarse toda la tarde entado viendo pasar tías buenísimas. Siguiendo en la parte alta hay que visitar el palacio presidencial, el parlamento o Sabor en croata y la iglesia de San Marco y su maravilloso tejado de baldosas (tercera foto). Antes de volver al Zagreb moderno pasaros por la torre Lotrscak bien a pie o cogiendo el centenario funicular (cuarta foto). En la parte baja de la ciudad podéis ir de compras por la calle Illica, la calle comercial por excelencia. No os hagáis ilusiones porque Croacia es igual de caro que España o más. También podéis visitar alguno de los más importantes museos y galerías como la galería Strossmayer, la galería de arte moderno, el museo etnográfico y el famoso museo Mimara (plaza Roosevelt 5) que con casi 4000 piezas de un valor incalculable es una de las mejores galerías de arte de Europa.





Zagreb también es una ciudad de museos y hay más museos por metro cuadrado que en cualquier otra ciudad del mundo. Ello no quiere decir que no haya nada que hacer si no eres un apasionado de la historia y te va más la marcha. Como ya he dicho anteriormente uno de los principales placeres que Zagreb ofrece al visitante son sus numerosos cafés al aire libre en los que puedes sentarte a disfrutar del panorama y alegrar la vista. Por la noche puedes visitar uno de sus numerosos restaurantes y terminar el día o la noche en un bar, club o discoteca. Lo más in es el club Saloon en Tuškanac 1, un sitio de esos de mírame y no me toques al que acuden los famosos croatas. Vistas las dos últimas fotos yo con mirar me conformo. Qué poderío. Eso sí, si vais un poco contentos tener cuidado de no meteros con las chicas locales. Las tías están buenísimas pero los croatas son todos muy grandes y tienen muy mala leche sobre todo cuando van borrachos porque han estado bebiendo mientras veían perder a su equipo de fútbol o baloncesto. Ah, procura no hablarles de Mijatovic porque no es croata e igual se enfadan. Petrovic o Suker sí.





Bueno pues ya hemos tenido bastantes vacaciones por hoy que aún queda por lo menos un mes de trabajo. Dentro de unos días viajaremos hasta el parque natural de los lagos de Plitvice. Una maravilla que no se puede dejar de visitar si se va de vacaciones a Croacia. Saludos y hasta pronto

2 comentarios :

  1. Hola,

    Queria decir que yo también hace varios años voy a Croacia y a Bosnia, ya que originariamente soy croata y tenemos un piso en Pula(Istria) y vamos cada año en coche. Comentarte que las carreteras tampoco són tan malas, ya que la mayoria són autopistas y las carreteras secundarias són como en España, aunque sí que es verdad que en la zona de los Lagos Plitvice són algo peores.
    Supongo que no has estado en Bosnia, ya que allí sí són mucho peores.

    I nada más, yo ahora mismo estoy de vacaciones...

    Saludos desde Pula,

    Meli

    ResponderEliminar
  2. Muy buen blog! También me gusta Croacia!

    ResponderEliminar